LA LEY DE FINANZAS

Las prioridades de la ley de finanzas para el año 2020 están orientadas principalmente a apoyar  los programas sociales, la reducción de las desigualdades sociales y territoriales, la puesta en marcha de mecanismos de protección social, reforzar la confianza y la instauración de una nueva dinámica de inversiones además de medidas de apoyo a las empresas.

La ambición del gobierno a través de la ley de finanzas 2020 es  alcanzar una crecimiento en torno al  3,7%, contener la inflación por debajo del 2% y mantener el equilibrio financiero limitando el déficit presupuestario al 3,5%.